A147 Modificar el artículo IX (Tribunal de Juicio para los Obispos, Segunda Lectura)

Se resuelve, Que el Artículo IX de la Constitución se enmiende como sigue:

<Texto modificado tal y como aparecería si se adoptara y concurriera. Vea la versión que muestra todo el texto eliminado y añadido debajo de la línea de asteriscos (******).>

ARTÍCULO IX

La Convención General podrá, por Canon, establecer uno o más Tribunales para el Juicio de Obispos.

Los Presbíteros y los Diáconos con domicilio canónico en una Diócesis serán juzgados por un Tribunal instituido por su misma Convención; los Presbíteros y Diáconos con domicilio canónico en una Diócesis Misionera serán juzgados según los Cánones adoptados por su Obispo y su Asamblea, con la aprobación de la Cámara de Obispos; se dispone que la Convención General, en cada caso, podrá determinar por Canon un cambio de tribunal.

La Convención General, de igual manera, podrá establecer o disponer que se establezcan Tribunales de Revisión de la determinación de los tribunales de primera instancia diocesanos o de otra índole.

El Tribunal para la revisión de la sentencia del Tribunal de primera instancia, en el juicio de un Obispo, estará compuesto únicamente por Obispos.

La Convención General, de igual manera, podrá establecer un Tribunal de Apelación final únicamente para la revisión de la sentencia de cualquier Tribunal de Revisión sobre asuntos de Doctrina, Fe o Culto.

Nadie más que un Obispo dictará sentencia de admonición o suspensión o destitución del Ministerio contra ningún Obispo, Presbítero o Diácono; y nadie más que un Obispo amonestará a ningún Obispo, Presbítero o Diácono.

Una sentencia de suspensión especificará los términos o condiciones y la duración de la misma. Una sentencia de suspensión podrá ser remitida según se disponga por Canon.

********

<Texto modificado que se propone para la resolución, donde se muestran los cambios exactos que se están haciendo:>

ARTÍCULO IX

La Convención General podrá, por Canon, establecer uno o más Tribunales para el Juicio de Obispos.

Los Presbíteros y los Diáconos con domicilio canónico en una Diócesis serán juzgados por un Tribunal instituido por su misma Convención; los Presbíteros y Diáconos con domicilio canónico en una Diócesis Misionera serán juzgados según los Cánones adoptados por su Obispo y su Asamblea, con la aprobación de la Cámara de Obispos; se dispone que la Convención General, en cada caso, podrá determinar por Canon un cambio de tribunal.

La Convención General, de igual manera, podrá establecer o disponer que se establezcan Tribunales de Revisión de la determinación de los tribunales de primera instancia diocesanos o de otra índole.

El Tribunal para la revisión de la sentencia del Tribunal de primera instancia, en el juicio de un Obispo, estará compuesto únicamente por Obispos.

La Convención General, de igual manera, podrá establecer un Tribunal de Apelación final únicamente para la revisión de la sentencia de cualquier Tribunal de Revisión sobre asuntos de Doctrina, Fe o Culto.

Nadie más que un Obispo dictará sentencia de admonición o suspensión o destitución, o destitución del Ministerio contra ningún Obispo, Presbítero o Diácono; y nadie más que un Obispo amonestará a ningún Obispo, Presbítero o Diácono.

Una sentencia de suspensión especificará los términos o condiciones y la duración de la misma. Una sentencia de suspensión podrá ser remitida según se disponga por Canon.