D067 Abordar la Pérdida de Derechos Civiles

Como Iglesia, tenemos el deber de cuidar a nuestros miembros a la hora de seleccionar los lugares para nuestras reuniones y eventos. Este deber de cuidado nos llama a considerar el trato equitativo por parte del gobierno y la política del lugar, para asegurar que nuestros miembros sean tratados por estas organizaciones en plena conformidad con el amor omnipresente de Dios.

La Iglesia Episcopal tiene posturas claras sobre estos temas en las resoluciones de las pasadas Convenciones. Ahora debemos practicar lo que predicamos, asegurándonos de no perjudicar a nuestros miembros al asociarnos con instituciones que no honran la Gloria de Dios presente en todos nosotros.